Las ardillas adoptan a crías huérfanas

ardilla adoptaVamos a hablar de un pequeño mamífero muy curioso y que llama mucho la atención, la ardilla. Pero vamos a hablar de una cualidad que poseen que seguro que muchos de vosotros no la sabíais. ¿O sí? ¿Sabías que las ardillas son capaces de adoptar a crías huérfanas? Una gran lección la que nos dan estos pequeños animalitos.

Según estudios recientes, se ha llegado a descubrir que las ardillas rojas (nombre científico Sciurus vulgaris) adoptan a las crías huérfanas, es decir, adoptan a ardillas que han perdido a sus padres, y las crían como si fueran sus propios hijos.

Este estudio se realizó en las universidades de Guelph, Alberta y McGuill, localizadas en Estados Unidos y Canadá. Gracias a este estudio, se ha comprobado que la raza de ardillas, ardillas rojas, adoptan a las crías que han perdido a sus madres!

Seguro que hasta ahora tan sólo veíamos a las ardillas como un animalito gracioso y que van correteando y saltando de árbol en árbol, pero a partir de ahora cuando las veamos de nuevo, seguro que pensaremos en el gran corazoncillo que tienen, ya que este hecho, es realmente sorprendente y dice mucho acerca de su comportamiento.

Por ejemplo, sabemos que los animales más sociales, como pueden ser los chimpancés, o incluso los leones, están siempre rodeados de sus parientes, y es muy común que una hembra adopte a un miembro de la familia que se haya quedado huérfano. Esto es más fácil de entender en estos animales ya que ellos pasan mucho tiempo junto, y digamos que se conocen bastante. En cambio, las ardillas rojas, casi siempre viven aisladas unas de otras, y son bastante territoriales. Tan sólo dejan que las hembras entren en su territorio en época de reproducción. Pero por otro lado, y visto esta noticia, estos animales tienen un lado altruista, ya que al ser capaces de adoptar crías huérfanas, estén o no emparentadas.

En contra, según los estudios realizados, se cree que estas ardillas tan sólo acogen a las crías huérfanas cuando la madre muere, y hay alguna ardilla cerca criando, así como si pertenece a la familia, es decir, si tiene un gran porcentaje de sus mismos genes, ya sean sobrinos, primos, nietos, etc. Estas ardillas aprenden a distinguir si pertenecen a la misma familia o no a través del sonido específico que emiten.

¿Qué pasa si una ardilla no era familiar? Bueno, pues lo más seguro que en este caso cante otro gallo 😉

Pues sí amigos, hemos visto que las ardillas rojas tienen un gran corazón, y por eso les debemos nuestro respeto!!

Vota este artículo

Comenta esta nota!