¿Qué pasa si gano más de 2.500 € en loterías?

ganar loteria mas 2500 eurosHoy queremos responder a una pregunta que mucha gente se hace, y que a veces tiene su respuesta no está del todo clara. La pregunta es qué pasa si gano un premio superior de 2.500€ en la lotería, entendiendo lotería como cualquier juego de Loterías y Apuestas del Estado (LAE), la ONCE o la Cruz Roja (dentro de estos sorteos se incluyen, por supuesto, la famosa Quiniela o el Sorteo de Navidad).

Pues bien, lo que pasa cuando ganas un premio de más de 2.500 euros es que te llevas una alegría de muerte, no hace falta estudiar demasiado el asunto para saberlo. Pero si os doy esta respuesta seguro que nadie quedará satisfecho, por ello voy a profundizar un poco más. Quiero saber cuánto dinero realmente voy a cobrar por este premio que he ganado.

Para ello voy a empezar por el principio. ¿Por qué he elegido la cantidad de 2.500€ y no cualquier otra? Pues esto tiene una explicación, y es que un premio ganado en Lotería de 2.500€ es el premio límite por el cuál no tendré que pagar impuesto ninguno. Sí, has escuchado bien, si me tocan en la Lotería 2.500€, me van a dar 2.500€.

Hasta ahí todo perfecto, incluso lógico, ¿verdad? Si gano un premio… ¿Por qué iban a pagarme menos de lo que he ganado? Pues bien, ahora viene la parte en la que no ocurre lo que todos pensamos que es lógico. En cualquier premio superior a 2.500€, a la suma de dinero que supere esa cantidad se le aplicará un 20% de impuestos que Hacienda te quitará.

Que hacienda nos quite un 20% no es agradable de escuchar, y mucho menos tras el juicio a Iñaki Urdangarín y la Infanta Elena por el caso Noos, a partir del cual sabemos que el famoso lema “HACIENDA SOMOS TODOS” es únicamente un slogan publicitario. Y que razón… Hacienda no somos todos, HACIENDA SOMOS CASI TODOS… Una pena.

Pero bien, siguiendo en el tema que nos ocupa voy a poner un ejemplo para que quede más claro cuánto dinero ganamos realmente en los premios de loterías. Imaginemos (como veis, de la ilusión también se puede vivir) que nos ha tocado un premio de 4.500€. Perfecto, hemos dicho que hasta los 2.500€ no tenemos que pagar ningún tipo de impuesto, por lo que esos primeros 2.500€ los gano limpios. Nos quedan 2.000€ que superan el margen del que ya hemos hablado sin impuestos, de estos 2.000€ hacienda me quitará un 20%, lo que equivale a 400€ que van para hacienda, y yo me quedaré con 1.600€ más. Con lo cual el resultado final es que si gano en la lotería un premio de 4.500€, yo realmente voy a ganar 4.100€.

A mayor premio, obviamente mayor cantidad se pierde en impuestos, siempre esa cantidad será igual al 20% de la cantidad del premio que supere los 2.500€.

¿Cómo se pagan estos impuestos?

Esta parte de la explicación es muy sencilla. Digo que es muy sencilla porque no vas a tener que pagar esos impuestos, ya que la parte del premio que se queda Hacienda nunca la tendrás en tus manos. Directamente no te la van a pagar, por lo que no vas a tener que declararlo de ninguna manera. En el momento en que vayas a tu Administración de Lotería y cobres el premio, este quedará libre de impuestos ya que la Administración se encargará de entregar la parte de tu premio correspondiente a Hacienda.

Volviendo al ejemplo anterior, aunque este tema creo que ha quedado más que claro, si gano un premio de 4.500€, cuando vaya a cobrarlo a mi Administración me pagarán 4.100€, de manera que todos los impuestos ya estarán liquidados.

ganar mas 2500 euros

Como última aclaración decir que tampoco los premios menores de 2.500€ se deben declarar, ya que estos desde un inicio están exentos de impuestos.

En conclusión, si te toca un buen premio de lotería ándate con ojo. Si el premio supera los 2.500€, a esa cantidad que los supera debes quitarles un 20% para invitar a cenar a los trabajadores de Hacienda, un buen pellizco para un viaje con tu novia, y algo de ropa (no seas rata). A parte de la cena a los trabajadores de Hacienda, no te puedes olvidar de invitar a cenar a tus amigos (con sus correspondientes GinToni) para celebrar la buena noticia, un detallito para los miembros más importantes de tu familia y… ya está, sigues siendo igual de pobre que antes de que te tocara.

¡No queremos que el dinero se te suba a la cabeza!

Aún con todo, os deseamos a todos mucha suerte en vuestros sorteos y que tengáis grandes premios de lotería (y eso que no trabajo para Hacienda).

Vota este artículo

Comenta esta nota!